Archivo de la categoría: CONSEJOS SALUDABLES

Dependencia del whatsapp – del hábito a la adicción

Extenso ,images (1)pero interesantísimo articulo…..

¿No dejas de mirar el móvil para ver si ha leído tu mensaje? ¿ Contienes el aliento mientras ves escribiendo….? ¿ Te agobias cuándo ves la última hora a que se ha conectado tu pareja? ¿ Te agobias aún más cuando tu pareja, que se supone que esta trabajando, esta en línea? ¿Sientes ansiedad cuando te llega un mensaje, cuando no te llega, cuando no te responden o tardan en responderte? ¿Confundes los sonidos y tienes la sensación de que se trata de una notificación de what’s app cuando, en realidad, era otro sonido? ¿Abres el what’s app cuando no tienes mensajes nuevos…por si acaso?

Si has respondido que sí a estas preguntas, tienes síntomas de ser un adicto al what’s app o, al menos, que usas la aplicación “ un pelín” obsesivamente. Y, aunque a muchos les pueda parecer divertido, en realidad, la gente que padece este trastorno lo pasa mal y, también, hacen sufrir a su entorno.

Decimos que son adictos las personas que son capaces de escribir 40 mensajes entre las diez de la noche y las dos de la madrugada, lo cual altera el transcurso normal de la vida de cualquiera que trabaje o estudie, tenga amigos y aficiones. También tienen un problema de adicción quienes utilizan esta aplicación para controlar y cuando no son capaces de charlar con otras personas sin dejar de consultar el móvil de forma constante y respondiendo a los mensajes de forma inmediata, cualquiera que sea el escenario; de hecho, la escena de una pareja o de un grupo de amigos con una cerveza en una mano y con el móvil en la otra es frecuente y representa otro de los principales problemas del WhatsApp: el desinterés por la vida real,  la pérdida de control, una interferencia grave en la vida cotidiana y una dependencia constante son algunos de los síntomas que identifican a las personas que han pasado de ser usuarios del WhatsApp  a enfermos.

Por otra parte, es importante saber si la persona que sufre esta adicción tiene otros problemas psicológicos como inestabilidad emocional, inseguridad, incapacidad de comunicarse personalmente, una timidez extrema o, incluso, ansiedad o fobia social. Ello es importante ya que rompe un mito, porque, en contra de lo que a priori pueda parecer, no sólo afecta a adolescentes, también a personas maduras con algunas patologías psicológicas ya que el no ver la cara de la otra persona hace que los usuarios del What’sApp se lancen a la piscina y se sumerjan en conversaciones más intensas y espontáneas, difíciles de matizar sin verle la cara a la otra persona. Aunque debido a su reciente implantación en la sociedad aún no hay datos de esta adicción asociada al uso irracional del WhatsApp, entre el 80 y 90% de la población se conecta a Internet por motivos de ocio y entre el 5 y el 9% realiza un uso inadecuado de esta herramienta.

Lo reconozco, ¡ lo miro mucho!…pero ¡ no soy un adicto!, ¿verdad?

Tal vez, nos reconozcamos, o quizás, en alguien próximo en la siguiente descripción, paso a paso.

Síntomas de dependencia de What’s app:

  1. Aquí y ahora, pero ahora mismo,¡ya!

Domingo, 03:00h. La luz verde de mi What’s app, tintinea. Si fuera por eso, no habría problema. Es el sonido de las notificaciones “¿Hola?, ¿cómo estas?, ¿qué haces?, ¿estás enfadada?” Opto por no contestar; es obvio que a las 03:00h, ¡estoy durmiendo! Pero las notificaciones siguen como si tuviera un grifo abierto, justo al lado de la oreja.vAlguien me susurra: “lo bueno del caso es que, realmente, sea quien sea, va a creer que estas enfadada”. Sin darme cuenta, me estoy buscando problemas, mientras dormía. 03:30h, del domingo, me levanto y empiezo a contestar. A las 05:00h, justo dos horas antes de levantarme, vuelvo a la cama después de haber resuelto un problema que podía haber esperado a la mañana siguiente. Lo peor es que, entonces, empieza una discusión de pareja… sin necesidad de what’s app.

Supongamos que la discusión fuera a través de la app, asumiendo que se trata de una comunicación asíncrona en la que, a pesar del uso de emoticonos, no podemos observar el rostro de la otra persona y, por tanto, nos perdemos gran parte de la comunicación, la no verbal. A esto hay que sumar la posible existencia de malentendidos, confusiones… que se generan debido a la asincronía y que, muchas veces, acaban con la ruptura de las parejas. Por cierto, también a través de what’s app; más cómodo y más tranquilo, al menos para uno de los dos

Por otra parte, what’s app también tiene una parte positiva ya que es una herramienta de comunicación eficiente y rápida, con sólo conectarse a una red wifi, en cualquier parte del mundo, y mediante la cual se pueden compartir fotos, vídeos y comentarios, eso sí, siempre que no sean largas y precisas explicaciones que impliquen multitud de mensajes, porque allí es dónde ya se producen la confusión y el desconcierto, los malentendidos y los enfados.

  1. ¿ Por qué no me contesta?

Si miras el móvil sin parar, no importa dónde estés: en casa, en el trabajo, en la cama, en el cine, comprando en el supermercado… Si das un “saltito”de alegría- a pesar de que intentas contenerte- cuando oyes el sonido de la notificación es que estas “hiperconectado/a”.

Si, además, te muestras cada vez más desanimado/a cuando levantas la tapa de tu móvil y no hay lucecita ni mensaje… lo más probable, es que seas dependiente del what’s app.

Es posible que alguno de nosotros hayamos tenido, en alguna ocasión, problemas con un familiar o un amigo porqué esté se sentía agobiado ante la ausencia de respuesta al what’s app enviado. Estamos ante alguien dependiente de una app que hace de una sencilla aplicación -una herramienta más de comunicación en nuestro entorno 2.0-,  el equivalente a la comunicación síncrona, es decir, lo que llamamos popularmente el “face to face” en el que las intervenciones de emisor y receptor se suceden sin pausa alguna.

  1. La culpa es del “double check”

¡Claro! Sólo que es falso; para el adicto, cuando envía un what’s app, debe esperar. Para el adicto, el momento en que aparece el “double check” es crucial porque significa que la persona que esta al otro lado de la pantalla, ha leído el mensaje. Sin embargo, eso sólo significa que el receptor lo ha recibido pero no, necesariamente, que lo haya leído. Esto, nuevamente, es origen de discusiones y enfados, lo cual no es más que otro síntoma de dependencia.

Si no lo has visto, te aconsejo el cortometraje “Doble Check” en que esta situación se retrata en una mezcla de realismo e ironía y dentro de una relación de pareja.

  1. El síndrome de la “vibración fantasma”

La obsesión que el adicto al What’s App tiene por recibir notificaciones, le lleva a oír vibraciones que, en realidad, nunca se han producido. Estas se denominan “vibraciones fantasma” según un estudio publicado por la Sociedad Británica de Psicología, y son generadoras de un intenso estrés, directamente proporcional al número de veces que miramos el móvil para asegurarnos y reasegurarnos de la llegada del mensaje. Según este estudio, el estrés es altamente perjudicial y, sobretodo, debería ser eliminado en el trabajo y, para ello, se deberían desconectar los móviles en los lugares de trabajo.

Sin embargo, José Antonio Molina, psicológo participante en el estudio “Control de movilemia” afirma que “…los ‘smartphones’ están muy implantados en el día a día. Conseguir que alguien lo apague es (casi) misión imposible…” Según este estudio, el 55% de los españoles come con el móvil al lado, un tercio se lo lleva al baño y sólo un 25% lo apaga cuando mantiene relaciones sexuales con su pareja.

¿ Cómo puedo reducir el uso de What’s App?

  1. Desactivar las notificaciones

Como mínimo el sonido, ya que es una fuente de distracción permanente y , como hemos dicho anteriormente, un factor estresante externo intenso. Y más si estás dentro de un grupo de WhastApp (más de 5 personas por ejemplo) y están todos enviando mensajes para organizar la excursión del fin de semana o la cena del viernes por la noche.

Si lograste desactivar el sonido y te sientes algo menos ansioso, puedes, también, desactivar la lucecita que titila;  así, obvias ir mirando de reojo si entró un mensaje.

  1. Alejar el móvil de la vista

Guárdalo en tu mochila o bolso. Y si te atreves, sácalo completamente de tu radio de acción para que te debas levantarte para  irlo a buscar. Te darás cuenta de que cuando trabajas y tienes el móvil al lado, es muy fácil distraerse, mirando si ha entrado o no un mensaje, lo cual, como ya hemos visto, es una conducta adictiva.

  1. Ocultar el icono de la vista

Si el icono aparece como un acceso directo, sólo al encender el móvil, se puede caer en la tentación de entrar en la app. Sin embargo, no hay ningún símbolo de mensaje nuevo, ni tintinea ninguna lucecita; entonces, ¿Para qué entramos si no hay ningún mensaje nuevo? Puede ser para repasar conversaciones anteriores, ver si alguien actualizó su foto de perfil, mirar cuando fue la última vez que la otra persona se conectó y así confirmar si leyó el mensaje.

Este es un comportamiento compulsivo, con un grado de adicción medio-elevado. Es decir, la persona abre la aplicación muy seguido, independientemente, de que  tenga mensajes nuevo que leer.

  1. Apagar el móvil

Un paso más allá sería apagar el móvil, especialmente, en el trabajo y en situaciones sociales.. Lo que se pretende con esto es que sea más engorroso  revisar el WhastApp por el simple hecho de que ahora tener que encender el móvil y esperar un tiempo hasta que arranque.

  1. Desactivar el Wi-Fi

Otra alternativa sería desactivar el Wi-Fi. Desde un punto de vista psicológico, juega favorablemente a nuestro favor, en el sentido de que si no hay internet, no entra ningún mensaje nuevo y, entonces, no hay nada que esperar, ya que nunca llegará. Aunque puede parecer una buena alternativa, actualmente, las TIC lo ponen muy fácil: el Wi-Fi que se pueden activar/desactivar a placer con lo cual puede dar la sensación de que el/la adicto/a esta cumpliendo el plan cuando, en realidad, sólo lo hace ante quien le interesa.

  1. No esperar un mensaje de nadie

Otra artimaña psicológica. ¿Quién te va a escribir? Cuando uno espera un mensaje de otro se genera ansiedad al pensar que, en cualquier momento, lo podrías estar recibiendo. Sin embargo, si eres capaz de autoconvencerte de que nadie va a enviarte ese mensaje deseado, todo se simplifica mucho más, dejas de esperar y disminuye tu nivel de ansiedad.

  1. Eliminar la app

Si todo lo anterior no ha sido suficiente, la medida más extrema que puedes tomar es eliminar la app. De hecho, si tienes una dependencia del tabaco o del alcohol, en algún momento, deberás dejar de fumar o beber, ¿cierto? En el caso de what’s App, ocurre lo mismo.

Pero, teniendo en cuenta que de la app también se puede hacer un buen uso, como ya hemos dicho, entraría en juego la psicoeducación y, con ello la proposición para el/la paciente de eliminar la app durante un periodo de 15-21 días, suficiente para entender las virtudes comunicativas y los defectos del abuso.

Dicho de otra manera; una copita de buen vino en la comida tiene efectos cardiovasculares saludables. En cambio, el vino, tomado en grandes cantidades, deriva en una dependencia que genera riesgos para la salud. Lo mismo podemos decir de What’s app.

Si por motivos personales esta no es una opción, como mínimo, date el gusto,y casi el lujo, de contestar a los mensajes que te llegan, según su prioridad. De hecho lo que estas administrando es tu propia privacidad, que es sólo tuya, y la base para cambiar la forma como administras tu conectividad a What’s app y, por tanto, tu adicción.

No es fácil cambiar de hábitos y, menos aún, hacernos conscientes de que algunas conductas que tenemos pueden estar perjudicándonos. En este post, hemos hablado del WhatsApp, pero lo mismo se podría extender a cuando usamos compulsivamente cualquier red social a la que pertenezcamos o cualquier otra aplicación instalada en nuestro móvil.

Fuente: María Dolors Mas – Linkedin

PARA MEJORAR LA MEMORIA ES BUENO DORMIR

descarga

¿Sabías que dormir es bueno para la memoria?
Nuestro intenso día a día hace que muchas veces no dediquemos al sueño las horas suficientes, pero el sueño es un proceso necesario para la salud que produce múltiples beneficios. Todos hemos oído hablar de “un sueño reparador” , esto es porque el sueño reabastece y restaura los procesos corporales que se han dañado durante el día.
Dormir ayuda a consolidar la memoria y reorganizar la información recibida durante el día, pero además, favorece la producción de ideas nuevas y más creativas. En los niños esto es muy importante ya que durante el sueño infantil los niños asimilan y organizan lo visto y aprendido.
Durante el sueño hay una gran actividad hormonal, y algunas hormonas tienen sus picos más altos de producción:

La HGH u Hormona del crecimiento:es la encargada de favorecer el crecimiento en los niños. Se segrega en mayor cantidad a los 50 o 60 minutos de haberse iniciado el sueño nocturno.
La melatonina: su función es la de hacernos dormir pero además, es fundamental para la regeneración celular.
La vasopresina: aumenta su concentración durante el sueño y nos ayuda a eliminar toxinas a través de los poros.
No obstante, es importante tener en cuenta que dormir poco es igual de malo que dormir en exceso, ya que diversos estudios indican que las personas que duermen nueve o más horas diarias aumentan su riesgo cardiovascular respecto a los que duermen las horas recomendadas que en un adulto son entre 7 y 9. 

 

Fuente :Biblioteca Sanitas

¿COMO SE PREPARA UN BOTIQUIN PARA IR DE VACACIONES?

EL BOTIQUÍN DE VIAJE images
¿Te vas de viaje? Te ayudamos a preparar el botiquín
El tipo de medicamentos y productos sanitarios que necesitaremos dependerá tanto del estado de nuestra salud, como del destino y la actividad que vayamos a realizar. Un botiquín estándar debería incluir medicamentos para hacer frente a los problemas más comunes del viaje como son:
Gastritis y parásitos intestinales.
Dolores y fiebre.
Además de medicamentos para combatir estos problemas, el botiquín debería contener:
Un par de bolsas de suero oral.
Protección solar y cacao para los labios.
Antiséptico, tiritas resistentes al agua, gasas, vendas, esparadrapo, unas tijeras para cortarlos.
Colirio para ojos.
Vendas elásticas para posibles torceduras, así como alguna pomada antiinflamatoria.
Además dependiendo del destino deberás añadir:
Botiquín tropical: El Certificado Internacional de Vacunaciones, un analgésico antipirético y un antiinflamatorio potentes y aquellos medicamentos que nos hayan recomendado en el centro de vacunación exterior. Además debemos de tener en cuenta las picaduras de insectos tanto para evitarlas como para aliviarlas.
Botiquín para el frío: Dependerá de la época en la que viajemos. Si viajamos en verano es muy importante tener en cuentra que en estos países la radiación solar es muy intensa. Por lo que protectores solares y labiales son muy importantes. En la estación fría deberíamos añadir al botiquín estándar antipiréticos para aliviar posibles congestiones y resfriados, protección labial, así como con una crema protectora para la piel, ambas cosas siempre a mano.

 

Fuente:Sanitas

¿COMO SE DEFIENDE EL CUERPO HUMANO CUANDO SUFRE 40 º CENTIGRADOS?

imagesCAKMV9FREl organismo tiene varios sistemas de defensa, como sudar, «ponerse colorado» y ciertos comportamientos. Aún así, el calor excesivo puede producir daños o incluso la muerte. Cuando el sol aprieta y las temperaturas suben, el cuerpo humano pone en marcha una batería de respuestas encaminadas a disipar calor y a mantenerse alrededor de su temperatura habitual de cerca de 37 grados centígrados.
Todo este conjunto de mecanismos, conocido como termorregulación, está encaminado a mantener la estabilidad de las condiciones del cuerpo (homeostasis), para que no se produzcan daños o errores en el funcionamiento del organismo.
Así, cuando sufrimos temperaturas elevadas de cerca de 40 grados centígrados y el sol nos castiga, hay un punto crítico a partir del cual el organismo comienza a defenderse. De un modo similar al del termostato de un climatizador, cuando el cuerpo detecta que la piel está por encima de cierta temperatura, comienza a hacer lo posible por refrescarse.
El hipotálamo, una región del cerebro que controla funciones vitales básicas, activa la respuesta de sudación, que consiste en la secreción de agua y sales (sudor) para disipar el calor de la piel. Este «truco» aprovecha que el agua tiene un elevado calor de vaporización, es decir, que al evaporarse absorbe mucho calor, y por eso sudar o bañarse genera esa sensación refrescante.
Además de empapar la camiseta, el hipotálamo activa otra respuesta conocida como vasodilatación periférica o cutánea, que es lo que ocurre cuando la piel se enrojece y nos ponemos colorados cuando hace calor o cuando hacemos ejercicio y generamos un exceso de calor. Los capilares y demás vasos sanguíneos que transportan la sangre se ensanchan en la parte más externa del organismo, de modo que la sangre del interior se acumula en el exterior y libera calor. Sería algo así como el líquido refrigerante del motor de un coche. El agua se calienta en el motor y va al radiador para liberarlo al exterior.
Además, este centinela de la temperatura que es el hipotálamo ralentiza algunas funciones del metabolismo para producir menos calor.
Y por último, y lo que no es menos importante, las personas recurren a varias soluciones para evitar el calor, como ponerse a la sombra, refrescarse, beber agua o echarse la siesta, al igual que muchos otros animales.
Daños causados por el exceso de calor
Aún así, cuando nada de esto es suficiente, se pueden producir daños por exceso de calor en el organismo (hipertermia). Pueden aparecer calambres en los músculos y una sensación de agotamiento relacionada con la pérdida de líquidos a través de la sudación y la respiración (en el aliento se pierde bastante humedad).
Además, a causa de la vasodilatación periférica (del enrojecimiento de la piel que disipa calor), disminuye el flujo de sangre en los órganos internos y puede bajar la tensión arterial. Por último, si la persona sigue sometida al calor extremo, puede sufrir una insolación o golpe de calor.
En estos casos, aparece dolor de cabeza, confusión, pérdida de la conciencia, aumento de la frecuencia cardiaca, disminución de la presión arterial, y si la temperatura aumenta hasta los 42 o 43 grados centígrados, se produce daño cerebral o incluso la muerte.

Fuente:SUSANA ARES SEGURA-Linkdedin

10 HÁBITOS ALIMENTARIOS QUE TE IMPIDEN TENER EL VIENTRE PLANO

images1. Comer más acelera tu metabolismo. Durante la digestión se acelera el metabolismo y se consumen calorías, por lo que comer más veces, pero menos cantidad de alimento que ayuda a evitar la hinchazón abdominal y ayuda en la pérdida de peso

2. No coma tres horas antes de acostarte. Cenar justo antes de dormir provoca que las calorías ingeridas no se quemen con facilidad y que no descansemos bien.

3. Come relajad@ y sin ansiedad. Tomarse el tiempo necesario para la comida no sólo te hará adelgazar si no que evitará que se te produzcan gases y se hinche el estómago.

4. Cuidado con la sal. El sodio puede causar hinchazón y puede provocar flaccidez en la zona abdominal. Ten cuidado con la ingesta de sal y con todos los alimentos enlatados y fiambres que contengan demasiado sodio.

5. Brócoli, cebolla, ajo y coliflor. Aunque son unos alimentos muy beneficiosos, consúmelos cocinados, ya que crudos provocan gases y la consecuente hinchazón abdominal.

6. Alimentos fritos. Además de calóricos, tienen un alto contenido de grasa saturada que genera indigestión e inflamación.

7. Di adiós a las bebidas gaseosas. Aumentan el volumen del vientre y la acumulación de grasa en esa zona.

8. Puré de patata. La mezcla de los carbohidratos de la patata, el almidón y la grasa de la leche, no es tan sencilla de digerir para el estómago, por lo que el resultado suele ser la inflamación.

9. Barras de cereales. Las barritas de cereales bajas en calorías están endulzadas con sorbitol que genera distensiones abdominales y flatulencias

10.Chicles. El chicle no es un alimento y no conviene abusar de él, no es más que goma y aditivos y engañar al organismo con mucho tiempo de masticación y nada en el estómago puede no ser muy positivo: gases, acidez, irritación intestinal e incluso diarreas por el efecto laxante del sorbitol (sobre todo si abusamos de los chicles).

Fuente:Blog Dra.Saenz

EL QUINTO SABOR

images

 

“EL QUINTO SABOR”

Hasta ahora nuestras comidas podían tener alguno de los cuatro sabores que hemos aprendido desde niños:salado, dulce, ácido y amargo. A partir de ahora puedes introducir un nuevo sabor en tu dieta El Umami.
¿Qué es el sabor umami?
Umami es una palabra compuesta japonesa que significa “sabor delicioso” pues así es la sensación gustativa que produce al tomar determinados alimentos: difícil de describir pero sabrosa y duradera.
Uno de los responsables de este sabor es el glutamato sódico, un aminoácido que potencia y hace más apetitosos los alimentos.
Fue el químico japonés, Kikunae Ikeda, el que en 1908, tras notar en una sopa típica japonesa un sabor muy intenso, identificó ese sabor sutil, como algo único y no como la mezcla o ausencia de los otros cuatro y lo denominó “sabor umami”.
Algunos alimentos con sabor umami son los pescados, mariscos, carne curada, champiñones, algunos quesos fermentados y….¡el jamón ibérico!Fuente :Sanitas

¿TOMAS ZUMO CON TUS MEDICAMENTOS ?

imagesCA82912K
¿Sabes que algunos zumos de frutas aumentan, ralentizan o incluso anulan el efecto terapéutico de algunos medicamentos? A esto se le conoce como “interacción fármaco-nutriente” o “interacciones entre alimentos y medicamentos”.
Sabemos que un desayuno saludable incluye un buen zumo, pero muchas veces, puede ser más perjudicial que beneficioso según a qué medicamento acompañen:
Zumo de Pomelo: con propiedades depurativas y diuréticas, se desaconseja tomarlo con antihistamínicos, antihipertensivos, reductores del colesterol o medicación psiquiátrica.
Zumo de piña: puede afectar de forma negativa el efecto de los anticoagulantes orales tan utilizados en caso de trombosis o embolia
Zumo de manzana: no conviene mezclarlo con medicamentos para la hipertensión, algunos antibióticos y medicamentos prescritos tras un ataque cardíaco.
Pero no siempre tienen efectos negativos, el zumo de naranja aumenta la absorción del hierro de complementos utilizados para tratar la anemia ferropénica o en procesos de embarazo y lactancia.
Lo mejor es tomar los medicamentos con agua ya que su composición química garantiza la acción del medicamento.

Fuente: Biblioteca Sanitas